Viva la SS

VIVA LA SS

14:30h. aproximadamente. Recién termino de comer. Estaba con el ordenador dispuesta a ponerme a estudiar. De repente, me empieza a doler el abdomen, el vientre, un dolor que ocupa de toda la parta abdominal, de izquierda a derecha, sube hacia el estómago, baja a la zona genital, gira hasta los riñones. El dolor es tan insoportable que no me mantengo derecha, ni de pie, ni sentada, ni tumbada, no puedo respirar, el dolor me estaba destrozando las entrañas. Intento aguantar, tomo nolotil, que no me hace nada. Pasado no mucho menos, decidimos llamar al 112.

La graciosa de la doctora que me atiende por teléfono me dice que tengo que ir a mi centro de salud, y yo le digo… pero ¿cómo? no me puedo mover, si apenas podía articular palabra. Pues que vaya en un taxi me responde… pero ¿CÓMO? SI NO ME PUEDO MOVER? Y me colgó.

Llamamos al centro de salud, allí me dicen que tengo que ir allí.. uf… PERO CÓMO!!!!!! ?????  Pues tenía que esperar a que terminaran la consulta a las 20h y luego se acercarían. Al rato nos llama la doctora para ver como voy y me dice que cuando termine la consulta que no se pasan, que tengo que yo a las urgencias del centro de salud…. PEEEERRROOOOO CCCCÓOOOOOOOOOMMMMMMMMMMMOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!! ????????????????????????

Finalmente, al ver que no tenemos otra opción, y en un grito de dolor, se nos ocurre avisar a un vecino para que me lleve al centro de salud. Me exploran allí y me dicen que me tienen que ver en el hospital (vaya novedad)… Voy al hospital con mi vecino, pues si tengo que esperar a la ambulancia encima, apaga y vámonos.

Una vez en el hospital, ya se sabe. Pensábamos que al estar el barrio tan vacío, era porque la gente se había ido de vacaciones, pero no, la gente estaba en urgencias. Estaba HASTA ARRIBA. Total, lo típico, pasando las horas muertas esperando, análisis de sangre y de orina, para que no diera nada en los resultados, así que me derivaron a ginecología, pues tengo antecedentes de quistes ováricos.

Allí estuve esperando otras tantas horas. Cuando me exploraron me hicieron una cosa que no sé que es que nunca me habían hecho, y os podéis imaginar que me han hecho de todo pues me hacían revisiones anualmente por los quistes. Bueno, aquello era… cómo explicarlo a una mujer (obviamente un hombre no lo entendería), como si te estuvieran cortando a trocitos por dentro y te desgarraran cada pedazo tirando de ello para terminar de sacarte las entrañas? El aparato sonaba como si te estuvieran grapando por dentro. Uf, no puedo explicar lo doloroso que fue aquello. Luego me hicieron otras exploraciones, que en comparación, no era nada. Y cuando terminaron, me dijeron que estaba sangrando y que tenían que hacer lo del principio, lo que tanto me había dolido, para asegurarme que todo estaba bien….

Después de este momento infernal y en general de toooooooda la tarde sufriendo para nada, me dicen que no tengo nada y me mandan a casa. A las 2 de la madrugada. Cansada, agotada, con dolor, al menos no tan intenso de los calmantes por vena y destrozada por dentro tanto física como anímicamente.

¿Y hoy como estoy? Con dolor soportable pero muy regular. Y os podéis imaginar lo que me ha supuesto todo esto a nivel anímico, ansiedad, ganas de desaparecer, y otros síntomas del TLP como desrealización y despersonalización, que son los síntomas que peor llevo.

Pero las desgracias no paran aquí. Llegada la noche, empecé a sangrar mucho. Esperé al día siguiente para ver si remitía, pero no fue así. El sangrado fue en aumento y el dolor tb. Empecé a tener un poco de fiebre. Vuelta al hospital. Me exploraron con ese aparato taaaaannnnnn doloroso que ya he averiguado para lo que es pero prefiero no contarlo porque es bastante desagradable. No vieron nada fuera de lo normal.

Mi conclusión. Posiblemente el que tenga tanto sangrado es que en la exploración anterior me hicieran una heridilla o un rasguño o algo, y como tomo sintrom, en lo que una persona sangraría un poquillo, que es lo previsible, yo sangré muchísimo, de hecho me cambiaron la pauta del sintrom hasta la semana próxima que vaya a mi médico. Mi otra conclusión sobre el dolor, psicosomático. He hablado con mi psicóloga y bueno, es posible, pues no hay ninguna causa física que provocara aquellos dolores tan fuertes, así que sólo queda la dichosa cabeza…

¡Un abrazo familia!

Elena

Deja un comentario