Tristeza

TRISTEZA

Hola familia, ¿cómo vais? Hacía algo de tiempo que no escribía sobre mí. Sí que he publicado alguna cosilla para no teneros tan abandonados, que es lo que he hecho últimamente, pero no quiero dejar a mis lectores sin publicaciones para que no me olviden.

Os podéis imaginar de qué va a tratar hoy mi tema, por el título, obvio, aunque no solamente hablaré de ello, supongo que mencionaré más estados de ánimo entre otras cosas.

Sin embargo…

Sin embargo, una de las cosas que más se caracteriza en estos últimos tiempos es la tristeza que estoy sintiendo.

Se supone que estoy tomando antidepresivos (sertralina), pero mi depresión no desaparece, de hecho, ni siquiera es una montaña rusa que sube y baja. Sí es cierto que en alguna ocasión no siento esa tristeza, pero llevo semanas que estoy que no sé ni cómo me levanto de la cama.

La solución que he tomado ante esto, son las autolesiones, volvemos a hacernos cortes, quitarnos piel hasta quedar en sangre viva (anoche mismo sin ir más lejos), días atrás, la semana pasada… no sé, llevo varias semanas haciéndome cortes.

Debo añadir, que a pesar de la tristeza que siento, también hay otras cosas que me hacen sentir mal, como por ejemplo la soledad, el sentimiento de vacío, de abandono, de que no sirvo para nada, de que no quiero vivir.

Todo esto en la cabeza 24 horas al día pues es bastante agotador. Para luchar contra ello, aparte de los cortes, procuro pasar el menor tiempo posible en casa, así que me voy a la biblioteca y paso el día allí, desde que abren la biblio hasta que la cierran (esto fue en época de examen). Ahora me voy un rato antes a casa, pero porque hay partidos (me gusta el deporte) o algún evento que haga que tenga que marcharme.

La verdad es que es muy complicado vivir así, y no sé de qué manera hacer entender a la gente lo mal que se pasa. Son tantos síntomas, tantas sensaciones, tantos sentimientos… y todo tan a flor de piel, tan limitado, tan extremista, tan… no encuentro los adjetivos adecuados…

No sé qué más decir, no creo estar diciendo nada nuevo, pero esto es un diario ¿no? Y en los diarios se escribe sobre lo que se siente y se piensa. Ya sabéis cómo me siento. ¿Cómo pienso? También lo sabéis, mal. Así que os voy a dejar por hoy.

No sé cuándo haré la siguiente publicación, y bueno, tampoco sé si publicaré aquí en el blog sobre mí, o algún artículo interesante de algún especialista del TLP, o alguna canción o un vídeo… No sé. También podéis escoger, con que me escribáis un correo o aquí en comentarios, yo ya me entero.

Bueno familia, a cuidarse todos.

VOLVER

Deja un comentario