Toma de decisiones

TOMA DE DECISIONES

Querida familia,

En esta ocasión me pongo en contacto con vosotros para hablar sobre un tema que considero que es bastante delicado y que puede afectar mucho, no sólo a los TLPs, sino también a una persona normal (no digo que yo no sea normal, quiero decir, personas que no tienen trastornos psicológicos).

¿Por qué he decidido hablar sobre esto? Muy sencillo. Últimamente me han pasado muchas cosas que me han hecho empeorar, pues ya sabéis que desde hace semanas vuelvo a estar con depresión mayor. Esto no significa para nada que esas cosas, o esas personas que me han hecho daño o me lo están haciendo en este momento, sean las culpables de que yo esté mal, sino nada más lejos de la realidad, es todo lo contrario.

En primer lugar, quiero decir que no voy a contar casos o situaciones concretas, tampoco quiero que nadie se sienta aludido y por supuesto, no voy a plasmar aquí las decisiones que haya tomado, más que nada porque aún no he tomado ninguna.

Y aquí es donde nos encontramos con el problema. ¿Os habéis parado a pensar alguna vez lo complicado que es tomar decisiones? Pueden ser importantes, pero también pueden no serlo. Y hasta la misma tontería, para una persona como yo, con TLP, es un mundo, y creo que nadie, en su sano juicio (que no esté loco o loca como yo) se da cuenta de lo mal que lo pasamos ante este tipo de situaciones. Cuidado, que no significa que nos pase a todos los que tenemos TLP, los habrá que no tengan ningún problema.

Por otro lado, debo comentar si las decisiones que tomamos en nuestra vida son las correctas o no, pero eso nunca lo sabremos. Puede que pensemos que estamos haciendo bien, puede que pensemos que estamos haciendo mal, puede que no sepamos lo que estamos haciendo.

Tomar decisiones es más importante de lo que la gente se piensa, porque puede afectar no sólo a la persona que toma la decisión, sino a terceras personas. Y a lo mejor hacemos daño, tanto a nosotros mismos o a otros. Y lo peor es que no sabemos, como he dicho antes, si es la decisión correcta. ¿Cómo podríamos saberlo?

Y luego están los casos en los que sabes que tomar una decisión va a ser beneficiosa para ti, sí o sí, y aún así no eres capaz de tomarla, por el motivo que sea. También puede ocurrir al contrario, que sabes que una decisión te va a hacer daño, y la tomas. ¿Por qué? ¿Por qué hacemos esto? ¿Por qué, de una manera u otra, nos fustigamos? Porque pase lo que pase, decidas lo que decidas, por lo menos en mi caso, sabes que lo vas a pasar mal y que además dañarás a otras personas. Entonces, ¿por qué hacerlo?

Es posible que sea una tontería este post, pero también puede ser que haya abierto un debate que a priori nadie le daba tanta importancia. Así que aquí lo dejo: ¿Qué pensáis sobre la toma de decisiones?

Y bueno, quiero finalizar aquí informando sobre algo que cambiará muchas cosas. Dentro de muy poquito tiempo voy a conceder una entrevista a una chica estudiante de psicología que ha decidido hablar sobre el TLP en su trabajo de fin de grado. Yo lo llamo así para que lo entendáis, pero la chica es de Ecuador, así que allí lo llaman de otra manera que no recuerdo, pero vaya, el fin es el mismo. La entrevista será una videollamada, y en ella hablaré sobre el TLP, sobre mí, y sobre el complemento de ambos. Me abriré y seré totalmente sincera, así que espero que no os lo perdáis si queréis conocerme un poquito más. Cuando se publique, os lo haré saber. Ahora si ya os dejo.

¡Un abrazo familia!

VOLVER

Deja un comentario