Relaciones personales

RELACIONES PERSONALES

  • Patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas caracterizado por la alternancia entre los extremos de idealización y devaluación.

Querida familia. Este es otro criterio diagnóstico del que voy a hablaros en esta ocasión, aunque ya os haya contado bastante en el inicio y quizá en conóceme o en algún otro post del blog. Pero en esta ocasión me voy a centrar 100% en el tema. Lo primero que voy a hacer es intentar explicar con mis palabras o mejor dicho, desde mi punto de vista, los tecnicismos del criterio, aunque obviamente se deduce. Y bueno, aclarar que si está tan tarde puesto es porque lo he modificado, entonces aparecerá como última entrada.

Veréis a lo largo de la explicación de todos los criterios diagnósticos, que todos están interrelacionados unos con otros.

Bien, vamos a desmenuzar la frase. Cuando dice «patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas», te puedes quedar ahí y pensar… bien, tengo problemas para relacionarme con otras personas, sin más. Algo inestable, la propia palabra lo dice, que no es estable, que intentas relacionarte y no puedes, o no sabes cómo, o que están y se van, o te vas tú por motivos miles (aquí puedes sentir el criterio de «sentimiento de abandono imaginario», por ejemplo, porque a lo mejor tú quieres que te hagan cierto caso, y no lo hacen, y tú sientes que te han abandonado, simplemente no están todo lo que tú quisieras que estén, entonces tú te enfadas y lo pagas con ellos y se van, y aparece el «sentimiento de abandono real», o te vas tú, y también tendrás ese sentimiento de abandono).

Prosigo después de este kit-kat. Luego está la parte de «caracterizado por la alternancia entre los extremos de idealización y devaluación». Esto es súper sencillo de entender. Viene a decir que tú tienes una relación (cuando menciono relación, no me refiero a relación amorosa, hablo de relación en general, ya sea familiar, amistosa, amorosa, de cualquier tipo, ¿ok?), un día adoras a esa persona y al rato, por el motivo que sea, por algo que haya hecho o dicho, la odias. De ahí que diga lo de extremos de idealización. Puedes conocer a alguien y tenerla en un pedestal y de pronto pasas al otro extremo y la devalúas. Digo al rato, como puede ser a los días, meses, años, o momentos.

Y dentro de todos estos problemas que tenemos para relacionarnos, entran otros síntomas que solemos tener los TLPs, como son los extremos. Nosotros vamos de blanco a negro, no vemos los grises, no lo podemos evitar, y eso hace que tengamos muchos problemas con la gente.

Otro de los síntomas, que ya he mencionado, son los sentimientos de abandono. Si por lo que sea sentimos que nos sentimos abandonados, esto hará que la relación empeore y termine por romperse, porque vamos a exigir a la otra persona más de lo que nos puede o quiere dar, y una relación NO es así.

Yo por ejemplo, que tengo muchos problemas, uno de los más recurrentes es que quiero que la otra persona esté encima de mí, pendiente de mí, hablándome todos los días, etc. Aunque reconozco que ya no tanto, ya me he cansado de esperar y ahora como que paso mucho y me da muy igual. También depende de la persona que sea. Pero a lo que iba, es que si yo espero eso, y no solo no me escriben todos los días, es que automáticamente dejan de escribirme, pierden el interés por mí, es un claro abandono real, y yo PASO de ir detrás de la gente.

Esto es como me ha pasado muchas veces de tener «amigas» fuera de mi ciudad, vienen a lo que sea, y no me lo dicen. Me entero cuando ya han vuelto. ¿Qué clase de amiga es alguien que ha estado tan cerca y no es capaz de llamarte para tomar un café 5 minutos? Ya no te digo que estés conmigo todo el tiempo, pero qué menos que 5 minutos de tu super ocupada vida.

Y bueno, historias podría contar miles, pero creo que el post debería llegar a su fin porque ya nada importa. Si al final para deciros que ya no sé relacionarme. Si estoy con alguien, sobre todo si son 2 o más personas, ya no sé qué decir, soy aburrida, no tengo conversación, y me puede pasar incluso estando sólo con una persona, así que quedar con alguien a mí me supone rayarme mucho porque no voy a estar cómoda, no sé de qué hablar ni si la otra persona estará a gusto, que lo dudo.

Porque claro, pregúntame sobre mi vida. ¿Qué te cuento? ¿Que pasé mi adolescencia cuidando de mi hermano en coma? Y luego marché de un sitio para otro trabajando, que estoy loca. Y ya está. Y luego la gente ya no vuelve.

Maldita vida, me tenía que haber ido yo en lugar de mi hermano.
¡Un abrazo familia!

https://diariodeunborderline.org/wp-content/uploads/2019/12/Diente-de-león-1024x1024.jpg

A pesar de mi negatividad en este texto, aquí os dejo una frase alentadora para los que aún podéis salir adelante.
Gracias Mario por tu diseño de imagen. Lo podéis encontrar en:
https://www.facebook.com/pasajefotografos/

VOLVER

Deja un comentario