Relaciones personales

RELACIONES PERSONALES

  • Patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas caracterizado por la alternancia entre los extremos de idealización y devaluación.

Querida familia. Este es otro criterio diagnóstico del que voy a hablaros en esta ocasión, aunque ya os haya contado bastante en el inicio y quizá en conóceme o en algún otro post del blog. Pero en esta ocasión me voy a centrar 100% en el tema. Lo primero que voy a hacer es intentar explicar con mis palabras o mejor dicho, desde mi punto de vista, los tecnicismos del criterio, aunque obviamente se deduce. Y bueno, aclarar que si está tan tarde puesto es porque lo he modificado, entonces aparecerá como última entrada.

Veréis a lo largo de la explicación de todos los criterios diagnósticos, que todos están interrelacionados unos con otros.

Bien, vamos a desmenuzar la frase. Cuando dice «patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas», te puedes quedar ahí y pensar… bien, tengo problemas para relacionarme con otras personas, sin más. Algo inestable, la propia palabra lo dice, que no es estable, que intentas relacionarte y no puedes, o no sabes cómo, o que están y se van, o te vas tú por motivos miles (aquí puedes sentir el criterio de «sentimiento de abandono imaginario», por ejemplo, porque a lo mejor tú quieres que te hagan cierto caso, y no lo hacen, y tú sientes que te han abandonado, simplemente no están todo lo que tú quisieras que estén, entonces tú te enfadas y lo pagas con ellos y se van, y aparece el «sentimiento de abandono real», o te vas tú, y también tendrás ese sentimiento de abandono).

Prosigo después de este kit-kat. Luego está la parte de «caracterizado por la alternancia entre los extremos de idealización y devaluación». Esto es súper sencillo de entender. Viene a decir que tú tienes una relación (cuando menciono relación, no me refiero a relación amorosa, hablo de relación en general, ya sea familiar, amistosa, amorosa, de cualquier tipo, ¿ok?), un día adoras a esa persona y al rato, por el motivo que sea, por algo que haya hecho o dicho, la odias. De ahí que diga lo de extremos de idealización. Puedes conocer a alguien y tenerla en un pedestal y de pronto pasas al otro extremo y la devalúas. Digo al rato, como puede ser a los días, meses, años, o momentos.

Y dentro de todos estos problemas que tenemos para relacionarnos, entran otros síntomas que solemos tener los TLPs, como son los extremos. Nosotros vamos de blanco a negro, no vemos los grises, no lo podemos evitar, y eso hace que tengamos muchos problemas con la gente.

Otro de los síntomas, que ya he mencionado, son los sentimientos de abandono. Si por lo que sea sentimos que nos sentimos abandonados, esto hará que la relación empeore y termine por romperse, porque vamos a exigir a la otra persona más de lo que nos puede o quiere dar, y una relación NO es así.

Yo por ejemplo, que tengo muchos problemas, uno de los más recurrentes es que quiero que la otra persona esté encima de mí, pendiente de mí, hablándome todos los días, etc. Aunque reconozco que ya no tanto, ya me he cansado de esperar y ahora como que paso mucho y me da muy igual. También depende de la persona que sea. Pero a lo que iba, es que si yo espero eso, y no solo no me escriben todos los días, es que automáticamente dejan de escribirme, pierden el interés por mí, es un claro abandono real, y yo PASO de ir detrás de la gente.

Esto es como me ha pasado muchas veces de tener «amigas» fuera de mi ciudad, vienen a lo que sea, y no me lo dicen. Me entero cuando ya han vuelto. ¿Qué clase de amiga es alguien que ha estado tan cerca y no es capaz de llamarte para tomar un café 5 minutos? Ya no te digo que estés conmigo todo el tiempo, pero qué menos que 5 minutos de tu super ocupada vida.

Y bueno, historias podría contar miles, pero creo que el post debería llegar a su fin porque ya nada importa. Si al final para deciros que ya no sé relacionarme. Si estoy con alguien, sobre todo si son 2 o más personas, ya no sé qué decir, soy aburrida, no tengo conversación, y me puede pasar incluso estando sólo con una persona, así que quedar con alguien a mí me supone rayarme mucho porque no voy a estar cómoda, no sé de qué hablar ni si la otra persona estará a gusto, que lo dudo.

Porque claro, pregúntame sobre mi vida. ¿Qué te cuento? ¿Que pasé mi adolescencia cuidando de mi hermano en coma? Y luego marché de un sitio para otro trabajando, que estoy loca. Y ya está. Y luego la gente ya no vuelve.

Maldita vida, me tenía que haber ido yo en lugar de mi hermano.
¡Un abrazo familia!

https://diariodeunborderline.org/wp-content/uploads/2019/12/Diente-de-león-1024x1024.jpg

A pesar de mi negatividad en este texto, aquí os dejo una frase alentadora para los que aún podéis salir adelante.
Gracias Mario por tu diseño de imagen. Lo podéis encontrar en:
https://www.facebook.com/pasajefotografos/

VOLVER

7 comentarios en «Relaciones personales»

  1. Oye que complicado. Siempre me he considerado freaky… una de las tantas cosas que me ayuda es escribir, como lo haces tu… te recomiendo usar también Wattpad. Creo que va a gustarte… por que no lo intentas??? ♥

  2. Hola Elena.
    Felicidades por tu blog. Apenas he leído alguna entrada y estoy muy sorprendido. Me parece admirable que tengas el valor de mostrar tu dolorosa intimidad. Yo pertenezco a una categoría que no has mencionado en la presentación. Soy padre de una chica de diecinueve años que, aunque no ha recibido aún el diagnóstico, presenta con claridad varios de los síntomas del TLP, y leyendo esta entrada, casi me ha parecido oírla hablar.
    Una de las cosas que más me desconcierta, tanto al leerte como cuando hablo con mi hija, es que parece imposible que personas que racionalizan con tanta lucidez (y hasta ironía) lo que les sucede, no puedan tener mecanismos de defensa racional para defenderse de los efectos de su trastorno. Por ejemplo, tú explicas las enormes dificultades relacionales que tienes, tu baja autoestima, tu sensación de resultar poco interesante, aburrida, desagradable… Podría encuadernar muchos tomos describiendo los recurrentes desastres relacionales de mi hija, que es más bien atractiva físicamente y, hasta ahora, que empieza a colapsar, había sido una buena estudiante, es decir, tenía muchas cosas interesantes de las que poder hablar. Pero ella se tiene por el ser más bajo y despreciable del mundo, abomina de haber nacido, no le ve sentido a una vida con tanto sufrimiento. Yo hablo sin cesar con ella, y parece que le consigo persuadir, hacer ver las cosas de otra manera, pero a la vuelta de la esquina ya tenemos otra crisis, cada vez más agudas y violentas, y todo ese terrible marasmo vuelve una y otra vez. Un tobogán emocional casi imposible de sobrellevar. Además, como no hay con quien pagarlo, pues nos toca a los padres sufrir esa terrible ira que tiene con todo y consigo misma. Verla sufrir así me parte el corazón. Pero bueno, a lo que iba.
    Lo que nos has contado en esta entrada y en la presentación (te anticipo que voy a leerme tu blog de cabo a rabo) me sugiere una persona inquieta, inteligente, interesante, reflexiva… Me atrevería a decir que bastante por encima de la media (de esa media que, aparentemente, lleva una vida tranquila, simple y feliz). Y sin embargo, me consta que ese sentimiento de negatividad radical se abre camino y lo devasta todo. Ese es el gran misterio y la razón de la enorme impotencia que sentimos los que vivimos a vuestro lado. Mi hija, aparentemente, lo tendría todo para ser feliz, y es una persona profundamente amargada y permanentemente frustrada.
    Vamos de psiquiatra en psiquiatra y de medicación en medicación, pero el patrón se repite de manera inexorable. Además, a su edad, tiene mucha ansiedad por salir y relacionarse y esas situaciones suelen ser contraproducentes, porque casi siempre, como si se hubiera echado sobre ella una maldición fatal, salen mal.
    Bueno, perdona este rollo, pero no he podido evitar sentirme muy identificado con lo que cuentas en tu entrada, y, mucho menos valiente que tú, he encontrado un espacio para compartir un poco mi angustia escondido tras un pseudónimo (el del prudente Néstor, también homérico, como Elena de Troya). La verdad es que el entorno social y cómo abordar en él un problema de este tipo es otra de las tremendas dificultades que hay que superar. Y yo apenas si estoy empezando con esa complicada tarea.
    Te felicito de nuevo por tu iniciativa, por tu coraje, y por la gran labor que creo que puedes hacer con este blog. La verdad es que me cuesta mucho hacerme a la idea de lo que nos está sucediendo, y verlo descrito en boca de otras personas ayuda a ir asumiéndolo poco a poco. Y felicidades por la cita de Homero. No sólo porque la frase es fantástica, sino, simplemente, por honrar a los clásicos.

    Un abrazo y mucha suerte.

  3. Hola Néstor,
    quiero darte las gracias por tu mensaje. Me alegra saber que alguien va a seguirme y leerá mi blog o verá mis vídeos. En realidad, lo que son entradas de blog, tengo más de entrevistas o cosas así, y en el ámbito personal, suelo subirlo a vídeos, que espero que también veas. En cualquier caso, cuando termine de escribirte, redactaré una nueva pero breve entrada para poneros al tanto de las novedades.
    A lo que iba. Si te soy sincera, para mí es bastante complicado entender cómo se sienten los de fuera. Los que sufrimos TLP… o bueno… mejor hablo por mí porque no todo el mundo es igual… yo, que sufro de TLP cumpliendo con los 9 criterios diagnósticos, debo decir que no puedo entenderos, primero, porque no estoy en vuestro lugar, estoy en el mío, y segundo, porque para mí, las personas que me rodean… no les importo nada. Puedo ver objetivamente que como padre te preocupas por tu hija, pero yo no puedo decir lo mismo de mis padres, primero porque mi padre… hace años que no hablo con él ni le veo ni nada, y mi madre… pues tengo que vivir con ella por desgracia, pero sinceramente, para mí…. yo no la siento como madre, no significa nada para mí, lo mismo que yo para ella, por mucho que diga que sí, pero sabes? Mi madre es mucho de «el qué dirán», y quiere «aparentar» que le importo, pero con la vida que me ha dado, no me lo creo ni en sueños, es más, cada vez que sueño con ella, sólo siento rabia, odio… no lo puedo evitar, eso es lo que siento hacia ella. Puedes pensar que soy una mala hija, y tal vez por eso estoy recibiendo este castigo, pero al igual que tú, pasando de psiquiatra en psiquiatra, de psicólogo en psicólogo… nada ha servido de nada. Lo único que tengo es una medicación para calmarme la ansiedad, porque el antidepresivo no me hace efecto, y el antipsicótico… pues más de lo mismo… para dormir mejor nada más, y tampoco lo consigue, pero bueno, dicen que ponerme más medicación sería inducirme al coma. Pues oye, no es tan mala idea, me gustaría dormirme y no volverme a despertar…
    No sé en qué puedo ayudarte a ti (supongo que puedo tutearte), no sé si podría ayudar a tu hija si le proponemos que hable conmigo, pero ¿crees que soy la persona indicada para ayudar a nadie? Si soy un caos de persona… Pero bueno, siempre me gusta ofrecer mi ayuda a quien sea y como sea, así que si quieres escribirme por privado, tú o tu mujer o tu hija o si tiene hermanos… no sé… quien sea, puede hacerlo. En el apartado de contacto puedes hacerlo, si no, el correo es info@diariodeunborderline.org
    Pues muchas gracias por tu apoyo y espero leer mejores noticias la próxima vez que te lea, que espero que sea así.
    Un abrazo muy fuerte para todos.

  4. Hola Elena, me gustó mucho leerte, conocerte y conocer de primera mano lo que vives, sientes, adoleces, deseas. Gracias por hacerlo cercano como tu misma dices.
    Agradezco también leer a Nestor, porque siento que muchos hablan y se preocupan del «enfermo», pero quién habla, se preocupa o quiere ayudar al cuidador???.
    Yo también tengo un trastorno que pienso y siento llevo de la mejor manera y que está estable gracias al medicamento y al ambiente en el general en el que vivo, pero a la vez no puedo nunca dejar de agradecer y compadecerme de quienes me aman, me acompañan, me contienen, son ellos unos verdaderos héroes, porque no es fácil hacerse cargo de su vida y a la vez amar y hacerse a la vez cargo de nosotros.
    Un abrazo y de nuevo gracias por exponernos de manera tan sencilla lo que vives, y coincido con Nestor, se te siente una persona inteligente, capaz, con elocuencia!!!

  5. Hola Pía, qué bien que me hayas escrito en dos entradas, cuanto más movimiento mejor. Me sorprende que haya gente que me lea, ya sean personas que sufren de TLP como familiares. En el caso de Néstor, yo le estoy muy agradecida por sus palabras, y a ti también. La diferencia es que tanto tú, que tienes gente que te quiere a tu alrededor, como Néstor, que está al otro bando y es padre de una chica que sufre el trastorno, debo confesar que me cuesta entender esos lados, porque yo, por experiencia propia, no conozco a nadie que se preocupe por mí. Bueno… tal vez mi pareja… y un par de amigas… pero siempre termino perdiendo a todo el mundo. En cuanto a mi familia, no les importa nada, a los hechos me remito. ¿Te han llamado para preguntarte como te ha ido la operación? Yo no he recibido ni una, pero ni una llamada de ningún familiar. Y mi madre… es un caso aparte, apenas estaba en el hospital y el tiempo que estaba, se iba a la cafetería o a fumar. Bueno, supongo que los que me seguís de continuo conocéis mi relación con mi madre.
    Me alegro mucho de que estés controlada Pia, y mucha gente quiere salir adelante, eso sí que es elocuencia e inteligencia. Yo ya me rendí hace mucho, así que mejor calificarme de cobarde, entre otras cosas, ¿no? Pero sé que lo decís para animarme, lo cual se agradece, pero no siento que tenga ningún valor mi vida ni estar en este mundo. Como siempre digo, seguid mis consejos, pero no sigáis mis pasos.
    Un abrazo muy fuerte y gracias de nuevo por tus mensajes.

  6. Un saludo. Leí el comentario de Néstor. Sé bastante por desgracia del borderline porque mi esposa lo es desde hace que la conocí. Bueno mi historia sería otro asunto. Llevo bastante tiempo investigando y hablando con especialistas sobre este asunto.

    Mi consejo puesto que tu hija es todavía joven es los siguiente:

    I- Mirar cómo ha sido la relación de tu hija con su madre. En casi todos los borderline la relación de la madre y la hija es caótica. Abandono emocional de la madre, desplantes, ofrecer más afecto a otro hijo que a élla, violencia física, desprecio.

    Si se puede, hay que ir sanando esa relación y la madre pedir perdón de verdad a la hija hablando de todas aquellas cosas que no hizo bien. Sé que cuesta a un padre reconocer sus errores de crianza pero si quiere que si hija vaya recuperándose debe hacerlo.

    II- Abuso sexual en la infancia: En casi todos los casos suele haber un abuso sexual en la infancia (hermano, padre, tío, vecino, profesor). No tiene por qué ser violación, hay varios tipos de abusos sexuales. Es lo más complicado y lo más arrinconado que tienen estos pacientes y lo que les supone más ira y vergüenza. Hay que andar con cuidado y que sea un especialista quien lo lleve. No sirve cualquier psicólogo. En general a los psicólogos no les suele gustar ese tipo de cosas porque no saben llevarlas y no le dan trascendencia.

    III- Ambiente familiar sin discusiones, peleas. Vivir en un ambiente así les cortocircuita más.

    IV-Cuidar la alimentación, físico, ejercicio. Suelen descuidar estos asuntos y hundirse más

    V- Acudir un psicólogo especializado en borderline. No sirve cualquiera. Debe trabajar con terapia dialéctica-conductual. En caso de no encontrarlos en la región hay especialistas online

    VI- Autodominarse. Ya sé que casi no se puede pero debe darse cuenta de que su problema es suyo y que los demás no pueden sufrir sus ataques. Deben establecer límites..

    VII- Responsabilidad personal. Se tiene que tomar en serio su problema y trabajar duro por superarlo.

    VIII- En algunos casos es preciso medicación para atenuar o eliminar los síntomas (depresión, ira, ansiedad, paranoia). Sin medicación a veces no es posible hacer psicoterapia o ésta resulta muy lenta.

    IX- Tener a alguien que le sirva de ancla en la vida mientras está en el proceso. Alguien que le ponga los pies en la tierra cuando se vea que va a sacar los pies de tiesto. Que sea alguien en quien confíe y que entienda de éllo.

    X- Tomarse la terapia en serio y no ser impaciente puesto que son procesos largos.

    XI- Leer y estudiar libros y artículos científicos sobre su problema. Cuanto más sepa primero se recuperará.

    XII- huir de las compañías peligrosas y de las conductas de riesgo. Son propensos a las peleas, drogas, alcohol, sexualidad desordenada. Mantenerse alejado de esos ambientes.

    Es una chica joven y todavía está a tiempo de no destrozar su vida y la de quienes tiene a su lado.

    Que aprenda habilidades sociales para minimizar los conflictos personales.

    Siguiendo también estas indicaciones y sin que haya comorbilidades podrá recuperarse.

  7. Buenas tardes. Lo primero, un saludo a Elena y a todos los demás después de tanto tiempo. Y, acto seguido, muchas gracias (por muy atrasadas que sean) a Bur y al decálogo que tan gentilmente dedicó a mi entrada. De verdad que lo agradezco, aunque va a ser francamente difícil llevarlo a cabo. Son consejos muy concretos, directos e interesantes. Al menos trataré de seguirlos en lo que a mí, como padre, me toca.
    La verdad es que ahora mismo me encuentro en un estado de desorientación muy grande y con un enorme sentimiento de impotencia. Os diré que a día de hoy ningún psiquiatra la ha diagnosticado como TLP, cuando para mí presenta todas las evidencias y cumple los criterios de diagnóstico que nos facilitó Elena. El problema es que el psiquiatra habla con ella, con mi mujer y conmigo mismo y me temo que las versiones no coinciden. Si alguna conclusión voy sacando de todo esto, es que no es nada fácil desenvolverse por ese mundo, nada fácil. Conseguir un profesional certero, empático, accesible… Parece misión imposible.
    Un abrazo para todos los seguidores del blog.

Deja un comentario