MI SITUACIÓN ACTUAL

Hola a todos y todas. Hace mucho que no escribo nada en la página, así que pienso que nadie leerá este mensaje, pero he decidido escribirlo, en este caso, para desahogarme. Es cierto que, al crear la página, hace ya algunos años, en ningún momento lo hice para ayudarme a mí misma, pero en este caso, creo que este mensaje será así.

Por lo que he visto en el último mensaje en el blog, al parecer empecé a hablar de los motivos por los que estoy o soy así, pero sinceramente, ni me he molestado en releerlo para continuar. No sé si haré más partes de esa primera o no, o tal vez dé de baja la página web en mi próxima renovación, pues no tengo ni tiempo ni ganas de continuar. Y sinceramente, dudo que esto esté ayudando a nadie, que era básicamente mi principal objetivo, que las personas como yo no se sintieran solas, que pensaran que hay más gente como ellas, pasándolo igual, peor o mejor, pero con el mismo o los mismos trastornos.

Mi situación actual es la siguiente: No sigo ningún tratamiento psicológico, solo psiquiátrico, el cuál se dedica a reajustarme la medicación para que esté mejor, o al menos, con menos ansiedad. Todos sabemos que el TLP no tiene una medicación específica, pero la comorbilidad con ansiedad, depresión y otros criterios diagnósticos que están muy ligados también a los ya mencionados, sí que la tienen. Actualmente, para lo que es el tema mental, estoy tomando antidepresivos, ansiolíticos y antipsicóticos, pero ninguno de ellos me hace efecto.

¿Qué ocurre? Que me han surgido muchísimos problemas de salud «físicos», es decir, somáticos, que seguramente sean psicosomáticos porque para algunos de ellos no encuentran una causa «visible». Estos son los médicos a los que voy actualmente: Traumatólogos (para 2 cosas diferentes), psiquiatra, ginecólogo, urólogo, digestivo, neumólogo (que por cierto, tengo que ir mañana 4 de octubre) y endocrino. Ya está bien ¿no? Que entre pruebas y consultas, me paso la vida en el hospital.

Esto que os he contado, es a nivel de médicos, vamos un rollo, pero ¿qué me ocurre? ¿Qué pasa por mi mente? ¿Cuántas veces he dicho, por activa y por pasiva, que no quiero vivir? Y claro, vosotros diréis, o pensaréis….lo dice porque en realidad no quiere y no lo hará (mito), solo quiere llamar la atención (mito), blablabla (hay muchos mitos con respecto al suicidio). Pues aunque no lo creáis, mi intención real es esa, mis rumiaciones son esas, mi único pensamiento, mi sueño, en el sentido de que sueño con la muerte. Lo saben familiares, amigos, pareja, especialistas….en una de ellas, tuvo que ir la policía y 2 ambulancias a mi casa y me obligaron a llevarme al hospital, para que luego no me atendieran y terminé volviendo a casa. Finalmente, en esa historia, fui a urgencias de otro hospital, y es donde ahora me está tratando el psiquiatra nuevo.

Ahora estoy aquí, en la casa de campo, que seguro ya os he hablado de este sitio, y tengo lo que necesito para desaparecer. No soy capaz, ¿por qué? Pánico, simple pánico a la muerte, porque la gente creyente pensará que va al cielo o yo que sé, pero yo pienso que después no hay nada, es como dormirse, pero ni sueñas ni te vuelves a despertar.

Pero realmente, amigos y amigas, no quiero vivir, esa es la realidad. Y nadie sabe lo que es luchar cada momento por querer y no poder, porque la medicación no hace nada, porque el psiquiatra no hace nada, porque nadie hace nada. Parece tan sencillo…¿verdad? Pues no, y eso que el método que he encontrado se supone que….bueno sí, se sufre, pero es rápido.

En fin, esta es mi vida actual. Muerte sin resurrección…

Ya no quiero escribir más. Un saludo.

VOLVER

Deja un comentario