Diario olvidado

DIARIO OLVIDADO

Estimada familia, hace mucho tiempo que no tenéis noticias mías, tanto en cosas personales como en entrevistas, vídeos, montajes, corrección de errores, etc., pero aquí estoy de nuevo.

El primer motivo por el que no he publicado nada es porque he estado muy ocupada. Estoy intentando que se pueda vivir en el chalet, donde me crié prácticamente toda la vida y donde vivía antes de romperme el pie, y el segundo motivo y primordial, es que estoy en etapa de depresión.

Si os soy sincera, no me apetece mucho escribir, pero está pasando demasiado tiempo desde que publiqué la última vez y bueno, si se trata de un diario, debería de escribir prácticamente todos los días.

Afortunadamente tengo varias entrevistas de psiquiatras y psicólogos para publicar, pero tampoco quiero que un diario se convierta sólo en eso, es decir, quiero alternar los posts. También tengo pensado grabaros un vídeo, pero eso será a lo largo de la semana, no os diré día porque no lo sé, y tampoco os adelantaré de qué va a tratar.

También avisar que a partir de ahora voy a estar super liada, porque en junio tengo un examen y tengo que preparármelo, además de la cantidad de médicos que tengo, que esta semana que entra tengo algún médico todos los días, de lunes a viernes, y no exagero.

Soy consciente de que seguramente nada de esto que estoy diciendo os interesa, tal vez queréis o tenéis más interés por el motivo por el que estoy más deprimida. Pues sinceramente, no lo sé. Todo el mundo tiene bajones de vez en cuando, y si yo tengo depresión crónica, pues el mismo cambio de tiempo puede ser el motivo de mi estado.

Ahora bien, ¿cómo me siento? Me siento aburrida, aburrida de mí, cansada de vivir, sola, triste, insignificante, desganada, sin ganas de levantarme de la cama, con ganas de hacerme daño, con ganas de desaparecer… ufff, ahora mismo todo eso es tan fuerte que no sé cómo lo voy a soportar.

Debería de estar contenta, estoy estudiando cosas que me gustan, tengo pareja a la que quiero profundamente, ha vuelto a mi vida alguien muy especial a la que aprecio muchísimo, tengo 2 perras maravillosas que debería de contagiarme de su alegría… pero aquí estoy, escribiendo por escribir, deprimida a más no poder, pensando que no le importo a nadie, que haría un gran favor si me fuera de este mundo… pero sobre todo, el favor me lo haría a mí misma, dejaría de sufrir, pues no creo que haya nada después de la muerte.

Sé que habrá muchas personas que lean esto y no lo entenderán, pero tampoco se preguntan lo complejo que es el cerebro. No puedes coger y decir… venga va, quiero estar bien, y lo estoy. Pues no, no puedes quitarte la depresión así porque sí, no puedes dejar de tener ansiedad 24 horas al día así porque sí llevando 20 años con ella.

Pero la gente no lo entiende, no entienden que igual que se tiene un problema en el corazón, puedes tener un problema en el cerebro, al fin y al cabo, forma parte del cuerpo, ¿no? Bah, estoy cansada, muy cansada. Me invade una tristeza tan profunda que ni abrazos ni palabras de aliento me pueden aliviar.

No tengo nada más que decir, para qué. Sólo me queda añadir que lamento si hago daño a alguien con estas palabras, con estos pensamientos, pero sinceramente, no merezco la pena, así que si a alguien le importo, que no esté mal, la vida seguiría sin mí, y pronto caería en el olvido. Sin más.

¡Un abrazo familia!

VOLVER

Deja un comentario