Abandono real

ABANDONO REAL

Estimada familia, una vez más me encuentro en mi blog hablando de mi absurda, triste y patética vida.

Como bien sabéis, hace algunas semanas que me siento algo deprimida. Yo pensaba que era la primavera, que siempre suele alterar los estados anímicos, así que seguramente alguna relación hay. Ahora estamos en verano, yo odio el calor con todo mi ser. Soy muy pero que muy friolera, lo reconozco, pero prefiero mil veces el invierno al verano, para que quede claro, jamás me oirás decir en invierno que ojalá llegue el verano.

Bueno, me despisto del tema. Como veis en el título, una de las sensaciones que tengo y que más me está atormentando es el abandono. Sabéis que los TLPs pueden sentir abandono real o imaginario, pero el mío, por lo que os contaré resumidamente, es, por desgracia, real.

Como iba diciendo, me he dado cuenta de que este abandono real no viene de ahora, pero sí es ahora cuando estoy siendo consciente de que lo es. Tal vez por eso empecé a sentirme deprimida, a autolesionarme y a tener pensamientos suicidas.

A día de hoy, la situación es la siguiente. La familia no está, los amigos que creías que lo eran, realmente no lo son, dejas a tu pareja, que en ese caso quien abandona soy yo, pero no por eso duele menos.

Pero el problema no es que no estén, el problema es que te hacen creer que están, pero en realidad no es así. No quiero que nadie se sienta por aludido o aludida, ni siquiera sé quién leerá esto. Sólo sé que cuando alguien te dice que está ahí si la necesitas, no está. Esperas que te escriba alguna vez, aunque sea una vez al mes, y sin embargo, pasan los meses y más meses y más meses, y sigo sin saber nada. No sé por qué, aunque seguramente sea por mi culpa.

Otro ejemplo, familiar, por variar, te dicen que te quieren, que vayas a sus casas para distraerte, que hace mucho que no ves, etc etc. Quedan contigo y luego un día antes te dicen que no porque blablabla… Falta de compromiso, ¿quién tiene prioridad?

Al menos me queda mi ex que por suerte hemos quedado como amigas y puedo hablar con alguien sin que me juzgue. Pero ya no es lo mismo. Yo soy partidaria de que si corto, corto por lo sano y ojos que no ven, corazón que no sienten, pero a veces esto no es posible por motivos que no vienen al caso.

Pues nada, lo típico que ya he dicho, mucha amistad, pero no estás ahí. Repito para finalizar, que nadie se dé por aludido o aludida ¿ok? No quiero más malos rollos con nadie, que ya bastante sola estoy.

¡Un abrazo familia!

VOLVER

Deja un comentario